Av. Jesús Reyes Heroles No.52, Tlalnepantla de Baz

Cómo fue el inicio de la construcción del Tren Maya

No hay vuelta atrás ni pandemia que evite la construcción del tren en Chiapas bajo la insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Así fue el inicio de la construcción del Tren Maya, el cual comienza ya a ser más que una realidad.

Pese a la contingencia actual debido al COVID-19 en nuestro país en fase roja, pocos trabajadores y maquinaria comenzaron labores el pasado 4 de mayo.

Comienza el inicio de la construcción del Tren Maya. *Foto: Polemon

La construcción del Tren Maya inició en sus cuatro primeros tramos. Las obras consisten en la ampliación de la carretera Izamal-Cancún a cargo de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), el mejoramiento de la vía y modernización de estaciones preexistentes en el tramo Palenque-Izamal.

Debido al abandono de las obras, la vegetación comenzaba ya a invadir los caminos. Los trabajos situados a unos ocho kilómetros de Palenque, Chiapas iniciaron con la limpieza de las vías del ya extinto Tren Chiapas-Mayab, labor por la que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) debe pagar 27.6 millones de pesos.

Esta labor se requiere debido a que 41.5 kilómetros del derecho de vía serán aprovechados para el nuevo proyecto. Se requieren de un espacio de 3.15 metros libres a cada lado.

La empresa que ganó el contrato, Coyatoc Construcciones, proveniente de Chiapas, reanuda las operaciones asegurándose de dejar libre 27.4 kilómetros del tramo 1 Palenque-Escárcega.

Para la segunda sección, Nexumrail limpió en Campeche 14 kilómetros entre Arellano y Mucuychakan.

«La contratista efectuará desyerbe, en forma manual en zona de selva, rural y urbana con maleza, estando obligado a utilizar al menos 85 por ciento de la mano de obra para la ejecución de este concepto contratando personas exclusivamente de la localidad», comentó Fonatur previo a las labores.

El personal que labora en la zona habilitó a manera de campamentos las estaciones antiguas y las instalaciones del tren.

Actualmente los colaboradores no son tantos, pues se busca impedir contagios de COVID-19. Sin embargo, según comenta el director del Fondo, Rogelio Jiménez Pons, el flujo irá en ascenso en cuanto la situación lo permita para meter velocidad a los trabajos.

De esta manera, la construcción de los tramos se planea comenzar en el mes de septiembre, debido a que los contratistas tienen cuatro meses para la ejecución del proyecto ejecutivo, y posteriormente será 28 meses los que se dispongan para concluir el primer tramo.

El consorcio de la firma a cargo del proyecto se conforma por China Communications Construction Company Limited, Mota-Engil, Gavil Ingeniería, Grupo Cos y Eyasa.

Quintana Roo es uno de los estados más beneficiados del Tren Maya, ya que los tramos 4 y 5 implican además del tendido de nueva, la ampliación de los tramos carreteros Izamal-Cancún y Cancún-Tulum para abrir espacio a la vía férrea.

 Los trabajos en el tramo 4 generarán 12 mil empleos y 15 mil en el 5.

AMLO planea visita el próximo 2 de junio las obras para constatar las obras y dar por iniciada la obra de los primeros cuatro tramos del tren de manera de oficial.

Podría interesarte:

Related Posts

Deja un comentario

Abrir chat