Av. Jesús Reyes Heroles No.52, Tlalnepantla de Baz

Acceso a la vivienda para mujeres y la brecha de género

En pleno siglo XXI, la brecha de género sigue siendo un tema que parece no tener un cambio significativo para nosotras. El acceso a la vivienda para las mujeres es una de las tantas áreas de oportunidad para mejorar las condiciones, pues al menos en México, las condiciones están sesgadas para este aspecto.

Al buscar una vivienda, ya sea para su compra o renta, las mujeres deben considerar las condiciones de esta considerando la inseguridad del país, y los costos a los que se enfrentan.

Resulta que no solo el tema de, hablando en general, los sueldos menores es un límite para las mujeres, sino además las mujeres pueden estar expuestas a la desventaja de pagar un 25% más de renta que los hombres. Esto, de acuerdo con Cristina Palacios, directora de operaciones de Aptuno, una plataforma para publicar inmuebles y encontrar inquilinos.

Aunado a esto, la situación empeora debido a que el promedio de la brecha salarial en México es de 27%; de acuerdo a un estudio que hizo PwC México, junto con la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) y Mujeres Invirtiendo, llamado Compromiso por la igualdad salarial: estado de la brecha salarial en las empresas. Esto es, por cada 100 pesos que gana un hombre, una mujer –con el mismo puesto y las mismas condiciones laborales– percibe 73 pesos.

«Son datos dramáticos, pero nos permiten conocer la realidad a la que nos enfrentamos para ubicar el reto, el enorme esfuerzo que tenemos que hacer todos», comenta María Ariza, directora general de BIVA.

Acceso a la vivienda para mujeres y la brecha de género

Lee también:  Urgen promover el acceso de las mujeres a una vivienda digna

Los requisitos de las mujeres para una vivienda

Existe una tendencia de incremento en el número de mujeres en busca emanciparse de sus padres al dejar el nido.

En Aptuno, al menos, el 53% de los usuarios que aplican y deciden rentar un inmueble son del género femenino. «Creemos que, al utilizar una plataforma se sienten más seguras porque no corren riesgo de fraude y encuentran que sus contratos van a estar regulados con un intermediario que puede responder ante cualquier inconveniente«, cuenta Palacios.

A diferencia del mercado masculino, las mujeres usualmente buscan espacios con alrededor 10 metros más de área que los hombres, esto es, de alrededor de 80 metros.

Por otro lado, el 64% del mercado femenino que busca alquilar un inmueble, busca propiedades con dos o tres habitaciones, siendo que el 62% del género masculino busca departamentos con máximo dos cuartos.

El 78% de las mujeres busca que los arrendadores admitan mascotas y el 45% busca que los inmuebles cuenten con estacionamiento.

Seguridad: la mayor preocupación de las mujeres

No es un asunto que sorprenda; debido a los índices de violencia en México, las mujeres buscan seguridad por sobre todos los factores al buscar una vivienda.

El 94% busca departamentos, no casas, lo cual Aptuno lo relaciona con el hecho de sentirse más seguras en un departamento y con compañía, no solo en cuanto a roomies, sino redes de apoyo con vecinos. Las mujeres también buscan mayor comunicación constante con familiares y conocidos, así como evaluar rutas alternativas distintas para llegar a casa.

«Es una fea realidad, pero para vivir sola hay que desarrollar un círculo de confianza y métodos de seguridad», menciona. «Lamentablemente, tenemos que ir más allá para lograr independencia, en comparación con cualquier hombre».

Lee también: Her City, la guía de participación de las mujeres en la planificación urbana

Consejos para vivir sola

La directora de la plataforma comparte algunos consejos para aquellas mujeres que buscan tener una justa independencia y vivir solas.

En primer lugar, señala que para prevenir fraudes al alquilar, lo mejor es asesorarse y contar con un intermediario legal de confianza. También sugiere dominar los derechos y contratos como inquilino.

Además sugiere cambiar las chapas del nuevo inmueble, pues no todas consideran si hay alguien más que pueda tener una copia de llaves.

Es aconsejable –antes de entrar a vivir al inmueble– asegurarse que todas las instalaciones de la casa estén en óptimas condiciones, y profundizar un poco para cerciorarse de esto, quizá con un especialista que revise los servicios de gas, electricidad y agua.

Una caja de herramientas no es cosa de hombres, y si hay cosas que no sabes hacer, un buen tutorial de YouTube siempre está al alcance.

Poco a poco esa brecha debemos hacerla desaparecer todos, y quizá algún día el acceso a la vivienda para mujeres no tendría por qué ser un tema de discusión.

Podría interesarte:

Norma Oficial Mexicana brinda mayor seguridad peatonal y vial

¿Por qué los hombres y las mujeres tenemos necesidades diferentes en el espacio urbano?

Abrir chat